El curso se propone releer críticamente el desarrollo histórico de la figura del diaconado permanente y, a partir del reconocimiento de las principales posiciones magisteriales y teológicas sobre el tema, abordar las cuestiones abiertas.

Módulo 1: octubre 3

Módulo 2: octubre 24

Módulo 3: noviembre 15

Módulo 4: diciembre 6

En el marco de la renovación de la teología del ministerio ordenado, el Concilio Vaticano II reinstauró el diaconado como grado autónomo y permanente. En Lumen gentium 29 y Ad gentes 16 se presentan los rasgos característicos de la figura de los diáconos, sus tareas pastorales de evangelización, liturgia y caridad. Más de 50 años después de la ordenación de los primeros diáconos, la difusión del diaconado aparece extremadamente diversificada: la mitad de los diáconos del mundo viven en Estados Unidos, el 25% en Alemania e Italia, las iglesias de África y Asia apenas conocen la figura del diácono. En la práctica pastoral hay diáconos concentrados únicamente en la caridad y la asistencia junto a otros diáconos dedicados exclusivamente a las tareas litúrgicas: diáconos levitas, samaritanos, profetas, pastores. La reflexión teológica sigue siendo, en muchos aspectos, fràgil y fraccionada. Hay muchas cuestiones abiertas: la relación entre el matrimonio y el diaconado, la especificidad diaconal, la actividad profesional. El Documento Final del Sínodo para la Amazonia (2019) solicitò a la promoción y difusión del diaconado permanente, al servicio de una iglesia profética, samaritana, sinodal, toda ministerial, y abordó la cuestión abierta de la ordenación ministerial de las diáconas, respondiendo al pedido de muchos – laicos, laicas, presbíteros, obispos – en la Amazonia como en tantas otras partes del mundo.

El curso está dividido en cuatro semanas, en las que se pretende responder a algunas preguntas fundamentales: ¿por qué el diaconado en la Iglesia? ¿Quiénes son los diáconos? ¿Cuáles son sus tareas y su fisonomía específica en una “iglesia toda ministerial”? ¿Por qué tanta lentitud en reconocer esta figura innovadora que nos ha devuelto el Vaticano II? ¿Cómo se puede promover su conocimiento? ¿Quiénes eran las diaconisas/diaconas y cómo repensar su figura para la iglesia de hoy?

  • En la primera semana se presenta el horizonte de reflexión (“una Iglesia toda ministerial”) y se perfila la situación actual, con sus luces y sombras, haciendo especial hincapié en el contexto hispanohablante (en América Latina, Estados Unidos, Europa).
  • En la segunda semana, se aborda la cuestión de la identidad de los diáconos, a partir del Nuevo Testamento, de las fuentes históricas (especialmente de los siete primeros siglos) y de los documentos del Vaticano II. Se presentan los nodos del debate teológico actual y se introduce el tema de las mujeres diáconas (Febe, mujeres diáconas en la iglesia primitiva, cuestiones actuales).
  • En la tercera semana se profundiza en la figura del diácono: su vocación específica, el discernimiento y la formación, las relaciones principales (con el obispo, los presbíteros, los otros diáconos, la esposa y los hijos).
  • Por último, la cuarta semana está dedicada a la práctica pastoral y a los principales ámbitos de servicio en los que los diáconos pueden participar activamente, al servicio del camino de las comunidades cristianas.

Este programa es asíncrono y los participantes pueden completar todos los elementos del curso en su propio tiempo. Cada semana requiere un compromiso de tiempo de aproximadamente tres horas por semana. El compromiso de tiempo total es de 12 horas (incluyendo los vídeos introductorios). El curso no tiene clases en directo.

Para obtener su certificado, al final de nuestra última conferencia, dejaremos disponible un enlace. Así, siguiendo estos pasos podrán obtener el certificado:

1. Entrar al formulario de solicitud desde el link que se tendrá en esta plataforma, después de la última sesión.
2. Llena el formulario con sus datos.
3. Le llegará por correo su certificado en PDF.


Bienvenida al curso: